"Aguanta con valor las dificultades y las malas rachas, porque luego disfrutaras de los buenos tiempos. Solo el que persevera encuentra un mañana mejor".

lunes, 31 de enero de 2011

Entrevista a Tere en La Opinión

Teresa Fuentes es la presidenta del banco del tiempo en Zamora, un proyecto que acaba de nacer en la ciudad con el objetivo de crear redes sociales entre los ciudadanos a través de la ayuda mutua y el tiempo como única moneda de cambio.


-¿Cómo se animó a llevar a cabo este proyecto en Zamora?
-Hace muchos años que leí en prensa la noticia sobre la creación de un banco del tiempo, cuando surgieron los primeros. Me llamó tanto la atención y me gustó tanto el proyecto, que guardé el artículo durante años. En 2009 me puse en contacto con el banco del tiempo en Murcia y cuando se puso en marcha en Salamanca, que está a un paso, terminé de decidirme.

-Así que la experiencia cercana en otras ciudades fue algo definitivo para crearlo en Zamora.
-La mayor parte de la información para poner en marcha el proyecto me la dieron en el banco del tiempo de Salamanca, lo que me ayudó mucho. Además, desde Valladolid también se han puesto en contacto con nosotros para darnos la enhorabuena por el paso dado y se han brindado a ayudarnos en lo que puedan. Allí llevan ya trabajando más de cuatro años, así que tienen experiencia y es bueno contar con su apoyo.

-¿Cuántas personas están implicadas en el proyecto zamorano?
-Esto es una iniciativa que no puede llevar a cabo una persona solo. Yo lo intenté con un grupo de amigos hace tiempo y, aunque el proyecto interesaba, no era el momento. Ahora el equipo lo formamos cinco mujeres que estamos trabajando mucho y con ilusión, creyendo en el proyecto, porque pensamos que puede ser un pequeño o gran cambio en la sociedad de Zamora. Todo depende de lo que las personas se impliquen.

-¿Y cómo está respondiendo la gente?
-Hemos encontrado muy buena respuesta a través de Facebook, con un apoyo incondicional. Se ve que es un proyecto que interesa.

-¿Este tipo de proyectos tienen cabida en una ciudad como Zamora?
-Sé que es toda una aventura, pero queremos que la gente se una a ella. Lo único que hay que tener es ganas de querer hacer cosas, poner un granito de arena para que la situación cambie, porque la verdad es que nos hemos vuelto muy individualistas.

-¿Y un banco del tiempo ayudaría a cambiar esa actitud?
-Lo más importante que se va a conseguir es fomentar la relación entre los vecinos con ese intercambio de tareas.

-¿Este tipo de iniciativas funcionan mejor en ciudades pequeñas como Zamora?
-No lo sé, pero creo tanto en el proyecto para Zamora que pienso que sí va a funcionar, como ya lo hace en Salamanca o en Valladolid, donde existen hasta sucursales. Independientemente del tamaño de la ciudad, la clave está en querer hacerlo.

-¿Cuál es el perfil del usuario del banco del tiempo?
-Sobre todo, tener ganas de dar y de recibir. Pueden apuntarse, llamando al 639.34.61.40, desde los 18 años, sin límite de edad. Yo animaría a toda la gente porque se invierte en valores humanos, que es un valor seguro, con el que no hay pérdidas.

-¿Se necesita disponer de mucho tiempo para formar parte de este banco?
-En absoluto. Se puede participar en menor o mayor medida, porque el tiempo es algo muy relativo. Muchas veces parece que no tenemos tiempo para nada pero, si queremos, estoy convencida de que se puede sacar un poco de tiempo para los demás.

-Con la experiencia de otros bancos del tiempo, ¿cuáles serían las tareas más solicitadas entre los usuarios?
-Lo que más se suele pedir son pequeños arreglos en casa, pero está abierto a cualquier otra, como dar clases particulares o enseñar a cocinar.
-¿Hay algún cupo máximo o mínimo de horas para dar o recibir servicios?
-Cada uno aporta el tiempo que quiere y puede. Lo que sí que se tendrá en cuenta es que no haya una gran diferencia entre el recibir y el dar, porque estamos hablando de un intercambio. Hay que equilibrar la cuenta, porque a algunas personas les cuesta mucho recibir.

-¿Ese sería el principal problema?
-Hay gente a la que le cuesta mucho y el banco ayuda también a hacerles ver la cantidad de cosas que pueden dar a los demás, aunque al principio más de uno se quede en blanco.

-¿La situación de crisis por la que se atraviesa es un buen momento para poner en marcha un proyecto de estas características?
-Por supuesto. Estamos demasiado acostumbrados a que todo se consiga a base de dinero y hay intercambios que no lo necesitan, como se demuestra a través de este banco.

-¿También es una forma de poner en valor el tiempo?
-Absolutamente. El tiempo es el que permite que tú ofertes cualquier conocimiento que tengas, o actividad que sepas hacer, con un gran abanico de posibilidades.

1 comentario:

  1. me encanta esta entrevista...enhorabuena banqueras!!!!

    ResponderEliminar